Joy Laville

February 19, 2015

 

Joy Laville, Artista Plástica inglesa nacionalizada mexicana, su obra se especializa en Escultura y Pintura.

 

Nació en Inglaterra en el año de 1923, durante nueve años vivió en Canadá y en 1956 se trasladó a México donde adquirió la nacionalidad en 1986. Estudió Pintura en el Instituto Allende en San Miguel de Allende, Guanajuato. Se casó con el escritor Jorge Ibargüengoitia, con quien colaboró en la realización de sus libros trabajando en las ilustraciones de las portadas de éstos. Ha realizado exposiciones individuales en Nueva York, Dallas, Washington D.C., Toronto, París, Barcelona y Londres.         

Con Ibargüengoitia en su boda,1973

Formó parte de la Generación de la Ruptura, grupo formado por Rufino Tamayo, José Luis Cuevas, Pedro Coronel y Francisco Toledo.

Sus obras se encuentran distribuidas en el Museo de Arte de Dallas, Nacional Museum of Women in the Arts en Washington D.C., en la Esso Oil de Canadá, en el Banco Nacional de México, en el Banco Nacional de Comercio, en el Museo de Arte Moderno, en el Museo José Luis Cuevas y en el Museo del Arzobispado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.  

 

Ha recibido el Premio de Adquisición por el Palacio de Bellas Artes otorgado por Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), en 1966. En 2012 obtuvo la Medalla Bellas Artes en reconocimiento a su trayectoria artística, por el INBA así como el Premio Nacional de Ciencias y Artes en la categoría de Bellas Artes por la Secretaría de Educación Pública.

El trabajo de Joy Laville es principalmente formado por insinuaciones cuyo mensaje más nítido son las siluetas y huellas que habitan en la memoria, en sus múltiples capas y recovecos, allí donde pasado y presente se funden en un tiempo móvil. En una memoria pigmea el recuerdo de ese lugar reinventado por la memoria vital, como si de Inglaterra solo quedara un bosquejo. Las escenas representadas parecenun deliberado esbozo leal a las formas de lo que se conserva y se pierde a causa del destierro.

Laville se abre camino en una situación transitiva entre lo verosímil y la abstracción, todo con un manejo del lenguaje pictórico absolutamente personal, mediante cuna construcción inserta en la modernidad como si buscara establecer la metáfora global, cuyo origen está en la isla donde nació.

Casi no hay Claroscuros en sus imágenes, con contornos difusos, lirismos y escuetas pautas figurativas, conforma las figuras a medio camino entre el realismo y la mancha, entre lo reconocible y el aplanamiento desfigurador, atraviesa cada tela como si se tratara de un fino y transparente velo; tocada por la levedad, el eco del recuerdo es el suelo simbólico de uno y otro y otro cuadro, generando una sensación tan intangible, tan inmaterial como la vagarosidad de la memoria.

Please reload

Featured Posts

María Fernanda Anaya Ávila Artista noox

January 9, 2014

1/1
Please reload

Recent Posts

February 20, 2019

Please reload

Archive