Self-survival: El extranjero kills an arab

March 26, 2015

 

Vivimos rodeados de nuestras máquinas, se han convertido en una extension de nuestro propio ser, sin embargo sigue existiendo la tendencia a negar el componente humano de lo tecnológico y viceversa. Esta oposición fue influenciada por el pensamiento moderno, suponía que existía deshumanización en el cotidiano resultado del progreso industrial y pretendía posicionar al hombre por encima de la máquina.

 


 
En El extranjero, 1942, Camus nos relata la historia de un hombre joven que vive inundado por el absurdo, carente de verdadera motivación y arrastrado por lo mecánico de sus actos, haciendo solo lo que su cuerpo movido por el deseo o la necesidad le pide en el momento. Tal es su desidia que como acto de reflejo, llega a matar a quien también está armado, pasando por alto cualquier escala de valores. A través de su reacción, el autor hace énfasis en la similitud en la que acciona un humano y una máquina, el personaje refleja una actitud totalmente mecanizada respondiendo ante las circunstancias de manera simple y sencilla, como una máquina.  

 

I'm alive 
I'm dead I’m the stranger 
Killing an arab 

 

 

Bajo estas letras como estandarte, The Cure lanza su primer sencillo en 1978 como la declaración absurdista de una nueva generación.  Se asumen como extranjeros y diluyen al hombre aspiracional, símbolo de la modernidad, en el mecanismo de sus acciones. El humano llega actuar de manera directa, sin hacer uso de sus capacidades sensibles.

 

 

I can turn and walk away or I can fire the gun

Staring at the sky, staring at the sun

Whichever I choose it amounts to the same

Absolutely nothing

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Así pues, tanto como el humano puede ser máquina, la máquina puede ser humano. Esta idea la fuente de trabajo para Survival Research Laboratory, 1978, quienes formaron un colectivo performático con máquinas como actores.  En sus acciones, la máquina ya no es meramente, como para los modernistas, un enemigo del ser humano sino que señalan hacía la similitud de su composición.

Sus máquinas actuan como intrumentos de rebeldía, que buscan la reivindicación de la resistencia frente a la verdadera máquina, la máquina invisible del capitalismo postindustrial. 

 

 

 

En conjunto, estas obras aparecen como elemento reconciliador entre el humano y sus creaciones. Podemos decir entonces que tanto las máquinas como los humanos se descubren entre formas mutantes, resultantes de la combinación de lo mecánico, lo instintivo y lo humano. 

 

Please reload

Featured Posts

María Fernanda Anaya Ávila Artista noox

January 9, 2014

1/1
Please reload

Recent Posts

February 20, 2019

Please reload

Archive
Please reload