La invididualidad frente al sistema politico en el arte

May 19, 2015

Todo arte, aunque este inclinado principalemtne al ejercicio de contemplación y reflexión, tiene implícito un carácter politico. Lo politico, no es eufemismo de partidos politicos. La política es una rama ético moral que se ocupa de la actividad y la virtud de una sociedad intelectualmente libre, compuesta por personas libres y a la proposición de formas de interrelación social y comunicativa. Toda acción y opinión es en sí, política. 

 

Por lo tanto la relación entre arte y compromiso político no siempre ha de estar vinculada a la crítica o a la denuncia política más o menos explícita. No obstante, a patir del arte contemporáneo y su incesante inclinación hacia resaltar el concepto, los conflictos resultados de las organizaciones políticas han tenido especial atención como tema de trabajo. En el posmodernismo el arte parece haberse convertido en ilustración de las problemáticas y posturas de la filosofía. La búsqueda constante por ser aparecer como un llamado a la reflexión se convertido en eje central de la producción artística. 

 

Rafael Lozano-Hemmer, “Level of Confidence”, 2015

 

Máquina de reconocimiento facial. Al situarte frente a la obra el sistema comienza a compararte con cada estudiante perdido de la normal rural de Ayotzinapa buscando tus rasgos biométricos, por ejemplo la distancia entre los ojos, la nariz y la boca o la forma de tu quijada. Mientras esto sucede, tu cara aparece en vivo junto a la del estudiante con quien tienes coincidencia más cercana. Al final, el sistema escoge al estudiante que más se parece a ti y ofrece un nivel de confianza en porcentaje, el cual suele ser usualmente bajo. Luego imprime un resultado: “Estudiante no encontrado”.

 

Ante estas expresiones existe siempre la sospecha de que cuanto más promocionan la producción artística la reflexión sobre lo político por parte del arte, menos se emplea el arte para hacer política y, sobre todo, menos se reflexiona políticamente sobre la relación individual con el entorno.

 

Estas inquietudes en la relación politico-personal-institución política ya aparecían en la producción moderna. En los años veinte con el surrealismo, en los cuarentas con el action painting, pop arte en los sesentas y el surgimiento del graffiti y toda la ola de expresiones “marginales” que resultan como manifiestos de una sociedad que busca la individualización mediante el cuestionamiento del sistema.   

 

En la obra de Jasper Jons, específicamente sus banderas, exploran la violencia y pesadez entre la que vive un individuo dominado por su sistema politico. Sus banderas no flamean orgullosas al viento, sino que permancen rígidas, sólidas, inmpenetrables al aire, al cambio.

 

False start 1959, Jasper Jons.

 

 

Podría esperarse que cualquier manifestación artística comprometida, (posmoderna, moderna, romántica, etc) refleje la compleja relación ente individuo, política y sistema politico, sin necesidad de convertir su obra en un elemento panfletario que parezca convencer entre posturas que tienden a polarizar entre el bien y el mal. 

 

El individuo crítico tiende a la reflexión constante pues experimenta la colonización económica y de redes de comunicaciones en la que estamos inmersos. El arte, como portador de estas reflexiones, quizá pueda concretar y evidenciar, ante todo, la posibilidad de pensar, sentir y vivir fuera de los estándares culturales con las que el sistema globalizado y las estrategias de colonización de la información intenta subyugarnos.

 

 

colaborador noox: carolina

 

Fuentes:

http://latempestad.mx/entrevistas/nivel-de-confianza-rafael-lozano-hemmer-entrevista-estudiantes-ayotzinapa-algoritmo-violencia-economia-comunidad

Please reload

Featured Posts

María Fernanda Anaya Ávila Artista noox

January 9, 2014

1/1
Please reload

Recent Posts

February 20, 2019

Please reload

Archive
Please reload